GEORGE RUSSELL. EL NECRÓFILO DE WASHINGTON. +18

***CONTENIDO GRAFICO*** (Se recomienda discreción). 
Fotografías con fines informativos y educativos.

George Russell Jr., también conocido como "El Encantador", "El asesino del East Side" y
"El asesino de Bellevue", es un ladrón, asesino en serie y necrófilo estadounidense responsable de los asesinatos de tres mujeres en Seattle durante el verano de 1990, quien se caracterizó por colocar los cuerpos de sus víctimas en posiciones extrañas en la escena del crimen.



Antecedentes.

Infancia.

George Waterfield Russell Jr. nació en abril de 1958, en Florida, Estados Unidos, hijo de Joyce y George Waterfield Russell Sr. Los padres de George se separaron cuando él aún era un bebé y su madre se mudó con él a Mercer Island, Washington, para vivir con su nuevo marido. 

A la edad de 16 años, George se vio obligado a vivir con su padrastro, quien luego se volvió a casar con otra mujer. Mientras vivía con ellos, desarrolló una fascinación inapropiada por su madrastra, lo que lo llevó a espiarla con regularidad. Para su infortunio, George fue descubierto y echado de la casa, tras lo cual se mudó al hogar de sus tías.



Juventud y problemas con la ley.

A lo largo de su infancia y principios de su edad adulta, Russell a menudo tuvo problemas con la ley, en su mayoría relacionados con robos y hurtos. Solía cometer robos en los casilleros de la escuela secundaria, además de ser un habitual consumidor de marihuana. En 1971, se metió en problemas por ausentismo escolar. En lugar de un castigo, se le dio la oportunidad de trabajar en la comisaría de Mercer Island, donde hacía recados, trabajaba como informante y escuchaba los problemas personales de los policías. Más tarde usó esto para hacer que las mujeres se sintieran cómodas con él.

La comisaría de policía local se convirtió en el segundo hogar de Russell y la policía en su familia sustituta. Con el tiempo, la creciente criminalidad de Russell, sus mentiras patológicas y sus juegos descarados con la ley destruyeron ese vínculo.

George frecuentaba bares de cócteles alrededor de Seattle en busca de encuentros. Sin embargo, no tomó bien el rechazo. Después de un incidente en el que se hizo pasar por un oficial de policía, se le prohibió la entrada a un club.



Asechador nocturno.

A medida que crecía la sensación de aislamiento, los crímenes de Russell se volvieron más frecuentes y graves. Por la noche, se ponía ropa oscura, normalmente "prestada" de sus amigos, e invadía audazmente las casas mientras las familias dormían en su interior. Robó dinero en efectivo, joyas y recuerdos personales. A menudo se encontraba junto a la cama de las mujeres dormidas, mirándolas en silencio. Los investigadores teorizaron que el ladrón nocturno que asolaba la zona obtenía una perversa gratificación sexual de sus hazañas.

Desde su juventud hasta la adolescencia, Russell formó parte de una ola criminal unipersonal en los suburbios de Seattle. Fue encarcelado 24 veces, la mayoría por delitos menores. Su profundo conocimiento del procedimiento policial y de la isla de seis millas de largo le ayudó a aludir al arresto y evitar la condena por la mayoría de sus delitos. En caso de apuro, podía manipular a la gente para que mintiera por él, especialmente a la multitud más joven y adoradora hacia la que gravitaba.

Cuando tenía 20 años, Russell se convirtió en un personaje afable en los divertidos clubes nocturnos de Bellevue, justo al este de Mercer Island. No podía mantener un trabajo legítimo, llevaba todas sus posesiones (incluida una colección de revistas pornográficas) en una bolsa de lona y bolsas de papel, y su casa durante el día era el departamento de su último "mejor amigo" desprevenido. Dijo que trabajaba como policía encubierto por las noches. La mayoría de los que se hicieron amigos de él pensaban que George Russell era un tipo maravilloso. Quienes lo conocían mejor pensaban que mostraba poca emoción, ninguna culpa y una creciente hostilidad hacia las mujeres. Dijeron que estaba obsesionado con el sexo. 



Asesinatos.

Víctimas encontradas.

Los asesinatos comenzaron en Bellevue, Washington, en junio y terminaron en el condado de King en septiembre.

Cuando tres clientes habituales de los clubes nocturnos de Bellevue asesinadas aparecieron en el verano de 1990, algunos, incluida una ex novia a la que había golpeado después de mudarse a Bellevue, rápidamente sospecharon de Russell.



Mary Ann Pohlreich.

La primera víctima fue Mary Ann Pohlreich, de 27 años de edad. Su cuerpo desnudo y posado fue encontrado junto al contenedor de basura de un restaurante McDonald's el 23 de junio de 1990. Tenía el pie izquierdo cruzado sobre el tobillo derecho y las manos sobre el estómago, agarrando una piña, como si estuviera acostada en un ataúd. Su respectiva autopsia mostró que la habían golpeado brutalmente, asfixiado y pateado con tanta fuerza que su hígado se había partido contra su columna vertebral. Había sido violada después de su muerte, víctima de un "necrófilo sádico".




Carol Marie Bleethe.

Siete semanas después, el 9 de agosto de 1990, el exmarido de Carol Marie Bleethe, de 36 años de edad, encontró su cuerpo maltratado en la cama de su casa en East Bellevue (algunas fuentes mencionan que fueron sus hijas las que la encontraron). Bleethe, madre de dos hijas pequeñas que se encontraban en casa cuando fue asesinada, había sido golpeada repetidamente en la cabeza con un arma. Le cortó la oreja y dejó 13 formas de Y distintivas en su cuerpo. La habían mordido y pateado con tal ferocidad que 2 costillas rotas penetraron en la cavidad torácica. Su cabeza estaba atada en una bolsa de plástico para tintorería.




Aunque había sido atacada mientras dormía, su cuerpo yacía desnudo a excepción de un par de tacones rojos. El asesino la había colocado en su cama tamaño king de modo que su entrepierna mirara hacia la puerta del dormitorio. Había insertado un Savage. 22 rifle largo que Bleethe guardaba debajo de la cama a cinco pulgadas y media de su vagina. Faltaba su anillo de diamantes favorito. Más tarde, sus amigos testificaron que Russell cortó fotografías de las dos primeras víctimas, a quienes llamó "zorras zorras", del periódico, las pegó con cinta adhesiva a la pared y se jactó de que la policía no encontraría a su asesino.




Andrea Randi Levine.

El tercer cuerpo, el de Andrea "Randi" Levine, de 24 años de edad, apareció el 3 de septiembre de 1990. Ella también había sido atacada mientras dormía. El asesino la había golpeado salvajemente con un bate de béisbol de aluminio, salpicando la habitación de sangre. Su cuerpo con las piernas abiertas fue apuñalado y cubierto desde el cuero cabelludo hasta la planta de los pies con 231 pequeñas heridas de cuchillo, algunas en patrones. Parecían haber sido infligidos después de la muerte en una perversión necrófila poco común conocida como "picquerismo". Le habían metido un vibrador de plástico en la boca. Sostenía un ejemplar de More Joy of Sex bajo el brazo izquierdo. Su cerebro se filtró sobre la cama.

El asesino limpió el bate y se llevó todos los cuchillos de la casa. La policía teorizó que había usado un cuchillo de cocina para violar a su víctima y luego se la había llevado para que no se pudiera identificar el arma real utilizada en el picquerismo. Faltaba el anillo de amatista favorito de la víctima.





La investigacion.

Tras el descubrimiento de las víctimas, las autoridades llamaron a un experto en delitos sexualizados que aseguró que los 3 asesinatos fueron obra de un solo hombre. Aunque el experto dijo que el asesino en serie sería un joven blanco, la policía se centró en Russell, quien creció en un vecindario blanco de clase media alta donde "actuó como blanco". El desafío de la investigación y del juicio posterior fue conectar a Russell con las tres víctimas.



Evidencias y arresto.

El semen encontrado en Mary Ann Pohlreich coincidía con el tipo de sangre de Russell. El cabello encontrado en los tres cuerpos resultó ser "negroide". Finalmente, Russell fue vinculado a los anillos faltantes de los cuerpos de Carol Bleethe y Randi Levine. Russell le había dado el anillo de Levine a otra mujer, alegando que lo había comprado a un vendedor ambulante en Canadá. Ese anillo fue encontrado más tarde en una casa de empeño. 

La policía arrestó a Russell el 12 de septiembre de 1990.

Russell se declaró inocente de todos los cargos, y cuando fue interrogado en entrevistas telefónicas, admitió tener libros sobre Ted Bundy, pero negó ser fan suyo.  



Juicio y condena.

Durante el juicio de Russell, la fiscalía logró admitir como prueba las controvertidas pruebas de ADN para los pelos, el semen y las manchas de sangre. Pero lograr una condena dependía de ir más allá de las pruebas circunstanciales y convencer a los jurados de que la pose degradante de los tres cuerpos constituía la "firma" única de un único asesino sociópata.

Tanto la fiscalía como la defensa llevaron al estrado a expertos en homicidio sexual y perfiles de comportamiento. John Douglas, el famoso conductista del FBI, testificó que encontró un denominador común en la forma en que las víctimas eran "penetradas vaginal, anal u oralmente con algún tipo de dispositivo, objeto extraño". También dijo que el corto período de los asesinatos apuntaba a un perpetrador.

Russell Vorpagel, un respetado veterano de 20 años del FBI ahora investigador privado, no estuvo de acuerdo. Afirmó que había demasiadas diferencias en la forma en que las mujeres fueron asesinadas, degradadas y simuladas como obra de una sola persona. Dijo que el cuerpo de Pohireich fue colocado pacíficamente, el cuerpo de Bleethe no fue violado; una mujer podría haber sido la asesina. Dijo que las extrañas puñaladas en el cuerpo de Levine separaron su asesinato de los demás.



Los abogados de Russell enfatizaron la posibilidad de que se acusara al hombre equivocado. Insinuaron que los responsables eran los ex maridos o ex novios, no el tipo amigable en la mesa de la defensa.

Russell, elegantemente vestido con una chaqueta deportiva azul marino, pantalones grises, camisa blanca y corbata, parecía alternativamente aburrido y desconcertado. No subió al estrado.

Después de 22 horas de deliberación, en noviembre de 1991, el jurado emitió veredictos de culpabilidad por el asesinato en primer grado de Pohlreich y asesinato en primer grado con agravantes en los casos de Bleeth y Levine. La jueza Patricia Aitken condenó a Russell a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Russell no mostró ninguna emoción cuando se leyó la sentencia. Más tarde, los miembros del jurado dijeron a los periodistas que había poco desacuerdo en cuanto a que Russell era el único asesino. Simplemente se tomaron mucho tiempo para discutir los hechos extraños.

George Russell, quien fuera diagnosticado oficialmente con un trastorno de la personalidad antisocial en 1987, fue encarcelado en el Centro Correccional de Clallam Bay. 




Documental sobre los asesinatos de George Russell (Subtítulos dentro de YouTube):

E. NYGMA

Escritor y fundador de ZD TERROR. Amante de lo macabro y oscuro, de lo absurdo y del humor negro. Influenciado por artistas tales como Stephen King, Edgar Allan Poe, Darren Bousman, Rob Zombie, James Wan, Marian Dora, David Lynch, Quentin Tarantino, Christopher Nolan, Zack Snyder, entre otros. Futuro cineasta.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

OVNI (Pulsa sobre el anuncio)

 


X FACTORY (Pulsa sobre el anuncio)